En el corazón de Europa, Praga

Este año 2018 se cumplen 50 años de ‘La primavera de Praga’, que comenzó en la entonces Checoslovaquia y que terminó con la invasión por la URSS y sus aliados del Pacto de Varsovia en agosto de ese mismo año. 200.000 soldados y más de 2.000 tanques de los ejércitos de 5 pasíses del Pacto de Varsovia, invadieron el país.

También en 2018, hará 100 años que surgió la Checoslovaquia independiente. Así que este año hay mucho que recordar en Praga y es una oportunidad única para visitar esa increíble ciudad monumento de la UNESCO. Además, celebran este año en septiembre el genio musical de Antonín Leopold Dvořák, con conciertos en el castillo, la Catedral de San Vito y otras salas de conciertos, así que lo mismo puedes escuchar la sinfonía nº9 del Nuevo Mundo en el lugar donde nació su compositor. Por si no la recuerdas, te pongo un video al final de la entrada.

¿Te animas? Bien. Desde Madrid y Barcelona puedes llegar a Praga con Ryanair y CSA Czech Airlines, desde Barcelona también con Vueling, y con smartwings desde Barcelona, Bilbao y Valencia, Iberia también vuela desde Madrid, así que mucha excusa no hay para no ir un puente o un fin de semana largo (4 días). El aeropuerto se encuentra a unos 20km del centro así que estas de enhorabuena, porque podrás utilizar tansporte público para llegar al centro. Hay una línea exprés de autobuses (AE) que te deja en la estación de Praga, que funciona desde las 6:30 hasta las 22h y en dirección aeropuerto desde las 5:30 hasta las 21:00h aquí tienes un enlace con los planos de las paradas y más información Autobús aeropuerto

Yo cuando estuve, fui al Hotel Eurostars David, un hotel de 4 estrellas que estaba muy muy bien cerca de la casa danzante y a unos veinte minutos andando por el paseo del río hasta el puente de Carlos IV. En cualquier caso, este hotel tuvo un incendio a principios de este año 2018 y de momento está cerrado. Otra opción similar es el Hotel UNIC Prague también de 4 Estrellas en un palacio reformado en 2013. Como opción alternativa parece muy interesante (Además también es español, así que no te tendrás que preocupar por el idioma)

Te cuento cosas imprecindibles que hacer en esta maravillosa ciudad de cuento. En primer lugar, lo más recomendable sería dividirla por barrios de modo que optimices los paseos, ya que por ejemplo del castillo al barrio judío o a la casa danzante hay una tirada y a veces no organizar las visitas hace que des vueltas y vueltas…

Así que te cuento por barrios que visitar:

1. La ciudad vieja (Stare Mesto)

La ciudad vieja se encuentra entre el barrio judío y la ciudad nueva, al mismo lado del río Moldava. Empieza tu recorrido en la Plaza de la ciudad vieja (Staromêstské Námêstí) rodeada de edificios increíbles. En el centro, el monumento de Jan Hus, sacerdote, teólogo, rector universitario, y precursor de la reforma protestante que murió en la hoguera en esa misma plaza en 1415 por hereje. La inauguración del monumento se realizó en 1915 coincidiendo con los 500 años de su muerte. En el conjunto se ve a Jan Hus de pie, mirando hacia la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn, la principal iglesia husita entre 1419 y 1421.

En la misma plaza verás la Casa del Minut, está situada al lado del ayuntamiento (con el famoso reloj en la torre), la fachada la adornan esgrafíados con escenas bíblicas y mitológicas. Entre 1889 y 1896 vivió en esta casa Franz Kafka. Desde comienzos del siglo XVIII y hasta el año 1850 hubo aquí una farmacia, conocida como la Casa del león blanco. En la esquina, tienes una escultura de un león sosteniendo un globo terráqueo que lo recuerda..

DSC_0170
Casa del Minuto

Un poco más adelante en la Malé Namesti (Plaza pequeña de la ciudad vieja) tendrás varias sorpresas: un pozo con grilla del s.XVI (el León dorado, emblema de Bohemia, en la parte superior de la grilla es del siglo XVII)

La Casa Rott. Adquirida en 1855 por Vincenc Josef Rott que instaló aquí su ferretería. Los frescos, en la parte superior, representan herramientas de metal y alegorías de distintos trabajos manuales (herrería, carpintería, jardinería… )

Vuelve a una hora en punto a la plaza de la ciudad vieja, ponte frente al reloj astronómico del Ayuntamiento viejo y espera que salgan las figuritas del reloj (los doce apóstoles). El ayuntamiento fue levantado en el año 1338, la torre tiene una capilla abovedada y el reloj astronómico más famoso.

Sube a la Torre del reloj (de casi 70 metros) para tener unas increíbles vistas. Podrás ver el funcionamiento del reloj por dentro, así como visitar la capilla. (En 2018 al menos hasta agosto el reloj está en reparación y la Torre en obras. Infórmate antes de ir…quizá una buena idea es dejarlo para septiembre)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la misma plaza visita la iglesia de nuestra señora de Tyn

Prácticamente al lado del río junto al puente de Carlos IV, busca la Biblioteca más increíble. La biblioteca Klementinum, abrió sus puertas en 1722 como parte de la universidad jesuita y alberga más de 20.000 libros. Los frescos del techo fueron pintados por Jan Hiebl, es alucinante. Está no muy lejos del metro, parada Staronmestská. Imprescindible la Biblioteca, la Capilla de los Espejos, la torre Astronómica y la sala de los Meridianos..

¿Sabíais que desde esa torre astronómica de la fotografia, Johannes Kepler descubrió las leyes de rotación de los planetas? La visita sólo la puedes hacer con guia del complejo. Aqui te dejo el enlace. Klementinum

2. El barrio judío Josefov

Piérdete por el Barrio Judío Josefov, como si fueras el Golem. La leyenda más famosa relativa al golem (muñeco de barro al que se le insulfla vida) involucra al Rabbi Judah Loew ben Bezalel, conocido como el Maharal de Praga, un conocido rabino del siglo XVI. Se le atribuye haber creado al golem para defender el gueto de Praga de ataques antisemitas, y llevar el mantenimiento de la Sinagoga Staranová, pero al final el golem la lía un poco y acaban desactivándolo. De acuerdo con la leyenda checa, los restos del golem están aún guardados en un ataúd en el ático de la sinagoga en Praga…Imprescindible visitarla (además es la más antigua de Europa) fundada alrededor de 1270 y uno de los primeros edificios de estilo gótico de la ciudad.

El cementerio es también muy curioso y merece una visita. Por cierto cómprate un Golem chiquitito los tienes en cada puesto y tenderete que hay por la zona y es un recuerdo curioso. Por cierto los sábados estan cerradas las sinagogas..

Cementerio

En la visita al barrio judio, junto a la sinagoga española encontrarás una escultura Memorial a Franz Kafka. La estatua está situada en el límite entre los barrios judíos y la ciudad vieja (Stare Mesto)

DSC_01430111

3. Hradčany

El puente de Carlos es el puente más viejo de Praga, y atraviesa el río Moldava de la Ciudad Vieja a Malá Strana y Hradčany los dos barrios que se encuentran al otro lado del río. Es el segundo puente más antiguo existente en la República Checa. El Puente de Carlos recibe su nombre de Carlos IV, que puso la primera piedra en 1357 para sustituir al Puente de Judit, que se destruyó por una inundación. Tiene más de 500 metros de largo y 30 estatuas..

La primera estatua que se añadió en 1683 fue la de San Juan Nepomuceno. Juan Nepomuceno fue tirado al río en 1393 por orden de Wenceslao IV y en el siglo XVIII fue santificado.

DSC_03540300

Pide un deseo. En el lugar desde donde fue arrojado al agua San Juan Nepomuceno se encuentra su estatua. Se dice que quien pide un deseo poniendo la mano izquierda en la base de la estatua, éste le será concedido.

Cruzando el puente encontraremos, además de las estatuas, puestecillos y artistas de lo más variopinto, hordas de turistas, es lo que hay. A cada lado del puente encotramos dos Torres Góticas increibles.

DSC_00910070

Cruza el puente y sube la colina para visitar el Castillo, en la ciudadela encontrarás el Palacio Real, la Catedral de San Vito, la Basílica de San Jorge, la Torre de la Polvora y el Callejón de oro.  El Castillo es una de las ciudadelas más grandes de todo el mundo, integrada por antiguos palacios, edificaciones eclesiásticas, jardines…Es símbolo del estado checo desde hace más de mil años. Su fundación se remonta al siglo IX (880) por el príncipe Bořivoj de la dinastía Přemyslita, y sí, según el libro Guinness de los Records es el más grande del mundo con 70.000m²

Hay cambio de guardia cada día en el Palacio a las 12:00, el Castillo requiere mínimo medio día completo, así que probablemente verás el cambio de guardia. Te recomiendo un autobús para subir, ya que el castillo está en lo alto de una colina y el paseo es memorable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aquí tienes el enlace con horarios y precios Castillo de Praga

La catedral está dedicada a San Vito, San Venceslao y San Adalberto, en ella fueron coronados todos los reyes de Bohemia y aquí se encuentran también enterrados todos los obispos y arzobispos y un buen número de reyes. Increíble la tumba de San Juan Nepomuceno  para la que se utilizó nada menos que 1.680 kilos de plata. La verdad es que es espectacular. Aquí tienes el enlace Catedral de San Vito

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El callejón de oro es una calle estrecha llena de tienditas (antiguas casas) de diferentes colores. En una de ellas vivió Franz Kafka.

DSC_03120259

Saliendo por un lateral del castillo, no especialmente cerca, (pero es lo más cerca que vas a estar) se encuentra la Iglesia del Loreto, donde hay una reproducción de la casa de la virgen, en un patio central rodeada por seis capillas.

Una de las capillas más famosas es la de la Virgen Dolorosa que en un altar lateral tiene una imagen de la Santa Wilgefortis una santa portuguesa que tiene barba y bigote, además de una combinación de leyendas en su haber increibles, entre la que destaca la que cuenta, que era hija de un gobernador romano de Gallaecia y Lusitania que fue prometida en matrimonio al rey moro de Sicilia y que para evitar el casamiento, oró a Dios y le creció vello en todo el cuerpo con lo que el rey musulmán rompió el compromiso y el padre la mandó crucificar, la versión más científica de la leyenda apuesta porque la joven dejó de comer y su anorexia explicaría el vello en el cuerpo, y una tercera, que se trata de una imagen del cristo crucificado venerado en el pueblo de Lucca en Italia, representado siempre con una túnica larga, con una corona…en fin, tendreis que verlo para dar vuestra versión!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De bajada de la colina del Castillo pasea por la calle Nerudova y fotografía cada emblema y escudo. La calle Nerudova hacía parte del Camino Real que recorrían los reyes con su séquito al momento de su coronación. Las casas están decoradas con algo que representara la actividad de las personas que vivían en ellas…Hay violines, copas doradas, osos, llaves, flores, hay un cordero rojo, dos soles en la casa donde vivió Jan Neruda, una langosta verde (?)…

Con esta ruta ya casi has hecho el día…, si vas en verano puedes continuar en Malá Strana, y hacer alguna de las siguientes visitas que no requieren un horario fijo, pero el día será agotador!!

4. Malá Strana

Bajando desde el Castillo por la calle Nerudova, llegamos a Malá Strana. Esta parte de la ciudad comenzó a estar habitada hacia el siglo VIII y aunque sufrió dos incendios que la desvastaron completamente y fue reconstruida en el siglo XVI, en la segunda guerra mundial no fue muy afectada así que podemos encontrar detalles de los siglos XVII y XVIII.

También llegarás a travesando el puente de Carlos IV, en metro bajando en la parada Malostranská y con los tranvías 12, 20 y 22.

En este barrio hay algunas visitas que hacer y no se encuentran muy cerca unas de otras. La primera y más cercana al puente de Carlos IV es el Muro de Jon Lenon un trozo de pared, que en los años 80 a la muerte de Jon Lennon apareció con un retrato del artista y frases de sus canciones. En aquella época comunista la reproducción de sus canciones estaba prohibida y la policía comunista lo borró, al día siguiente volvieron a pintarse. Desde entonces continuamente se volvían a pintar cada vez que eran borradas. El muro se encuentra situado en la plaza Velkopřevorské náměsti, al lado de la embajada francesa.

DSC_0060

El muro está al lado de la Plaza del Gran Priorato, donde se encuentra la sede del Gran Priorato de los Caballeros de la Orden de Malta. Al lado de la plaza está la rueda del Molino del Gran Priorato que se encuentra en Kampa, una isla artificial en el río Moldava.  El canal que se ve abajo en la fotografía se llama Certovka (canal del diablo), este es el molino mejor conservado.

En la Plaza de Malá Strana, veréis la columna de la santísima Trinidad o la columna de la peste, que se construyó en 1713 para conmemorar el final de la peste que asoló Europa durante el siglo XVIII.

DSC_03220269

No muy lejos de aquí tienes una iglesia donde está el famoso el niño Jesús de Praga, que se ve que es milagroso. Es diminuto y sus vestidos (más de 85), mantos y ropajes regalados por principes, reyes, y otras autoridades, y que verás en el museo de la misma iglesia, increíbles. Se encuentra en la Iglesia de Santa Maria de la Victoria y San Antonio de Padua (Kostel Panny Marie Vítězné)  Se cree que la imagen fue esculpida en España en el S. XVI y fue un regalo al convento de los Carmelitas de Praga.

DSC_0323DSC_0325

Por último en este barrio, sube a la colina Petřín en el funicular (sigue por la calle Karmelitská para encontrar la entrada), pasea por los jardines, sube a la Torre Eiffel y saca una foto de los tejados de Praga desde las alturas. Por supuesto no se trata de una torre Eiffel, es la torre de observación de Petřín, se construyó con motivo de la Exposición del año 1891 como copia libre de la Torre Eiffel (con la que se haya en una proporción de 1:5). Tiene una altura de 63,5 metros y se suben 299 escalones pero las vistas merecen la pena.

Bajar andando de la colina seguro que es muy divertido y además por el camino puedes encontrar las antiguas fortificaciones, una iglesia de madera como las que puedes encontrar en el anillo de oro en Rusia y más cosas, pero si llevas todo el día paseando seguro que eliges la opción B, volver en el funicular, que es lo que hicimos!

5. La Ciudad Nueva (Nové Město)

La ciudad nueva, no hace referencia a una parte moderna,  fue fundada por Carlos IV en el 1348, se trata de un distrito que era nuevo en el siglo XIV. Buena parte de esta, en cualquier caso, fue remodelada a finales del s.XIX.

Puedes empezar el recorrido en la Plaza de la Ciudad Nueva (Plaza Wenceslass. Vaclavské Námestí) es una plaza alargada, de unos 750 metros de longitud y un bulevar ajardinado en el centro. A la plaza se puede llegar en metro, a la parada Mustek y a la parada Muzeum cerca del Museo Nacional.

La Plaza fue construida por Carlos IV como una de las tres plazas de la ciudad nueva. Todos los hechos más relevantes de la historia de la ciudad han ocurrido en esta plaza: las manifestaciones a favor de la independiencia en 1918, se celebró la fiesta de la liberación al final de la segunda guerra mundial y donde tuvo lugar la Primavera de Praga y la Revolución de Terciopelo con la caída del comunismo.

DSC_0218
Museo Nacional al fondo de la Plaza Wenceslass

El lugar es muy curioso, su punto central es la estatua a caballo de San Wenceslao de 1912. También curiosa otra estatua del famoso artista checo David Cerny, prácticamente igual pero con el caballo del revés de 1999, en el interior del centro comercial (en la misma plaza) en el Palacio Lucerna.

DSC_0407

En la alargada plaza encontrarás ejemplos de edificios con la típica arquitectura socialista y art-nouveau, así que al pasear calle arriba y calle abajo, además de mirar los puestos que suelen poner, párate a mirar los increibles edificios que enmarcan el paseo.

Uno singular es el Hotel Jalta que representaba el hotel más lujoso de la capital checa, destinado principalmente a la élite política soviética. La construcción del edificio supuso unos enormes gastos que hoy día equivaldrían a aproximadamente 28 millones de euros. En 1991 fue declarado monumento nacional protegido y se encuentra asimismo en la lista del Patrimonio Cultural de la UNESCO.

El subterráneo del hotel guarda un refugio nuclear que habría servido durante la Guerra Fría como centro del Estado Mayor del Pacto de Varsovia. Los actuales propietarios del hotel convirtieron el refugio en el Museo de la Guerra Fría, que es visitable.

La verdad es que todos los edificios de la plaza son increibles. Uno de ellos, el Palacio Koruna, de 1914, el nombre le viene de la “corona” de su torre. El Hotel Europa, el más famoso, conserva su modernista fachada de 1906. La casa Wiehl de 1896, con esgrafiados y frescos y figuras modernistas…El edificio Art-nouveau de la compañía de seguros Assicurazioni Generali, donde trabajó 10 meses Franz Kafka, hasta que tuvo que solicitar la baja por tuberculosis. ¿Quien da más?

DSC_0202
Detalle de la Corona y torre del Palac Koruna, de estilo Art Nouveau de 1911.
DSC_0210
Grand Hotel Europa construido a finales del siglo XIX en estilo art noveau

DSC_0205

DSC_0214

Otra de las cosas increibles que no te puedes perder en la ciudad nueva es ver una función en la Ópera Estatal. Al fondo de la Plaza Wenceslass está el Museo Nacional, al lado, el edificio de la Ópera Estatal, antiguo Teatro Alemán. Merece la pena una visita si quieres ver como es por dentro, y las entradas son relativamente baratas (depende de la función entre 30-60€). Te dejo el enlace aquí: Opera Estatal

En la ciudad nueva tienes que encontrar la Casa Danzante diseñada por el arquitecto checo-croata Vlado Milunic en colaboración con Frank Gehry y que se encuentra frente al río Moldava. La verdad es que está bastante lejos del centro, pero merece la pena la visita. LLegarás dando un paseo en paralelo al río, así que podrás sacar unas bonitas fotos del Castillo, los puentes y las islas en medio del rio Moldava.

DSC_00090008

Gehry llamó originiariamente al edificio Fred and Ginger. Tiene una cafetería de acceso gratuito arriba, pero si quieres salir a la terraza tendrás que consumir algo. Se trata de un edificio de oficinas del Nationale-Nederlanden.

DSC_0002

Bastante cerca tienes el UFleku, así que puedes aprovechar despues de ver a Fred y Ginger y beberte unas cervezas en un mítico Pivo Bar (cervecería). El UFleku, es una de las cervecerías más antiguas y me encantó (si te gusta la cerveza negra claro, por cierto la cerveza generalmente va a litro y suele ser artesanal).

También en al Ciudad Nueva estuvimos en otra cervecería (ésta estaba un poco más cerca de la Plaza Wenceslao),  muy original, donde también compartes mesa y donde cenamos comida típica (no sabría decir exactamente el qué, pero típico era) es el Novometsky Pivovar  

Ya que estás, prueba en los postres (en el Ufleko van alternándolo con la cerveza) unos chupitos de Becherovka, bebida típica (licor de raíces, especias y aproximadamente 20 hierbas) y acaba llevándote una botella de recuerdo (ya llevas dos recuerdos, tengo más preparados). El licor se produjo por primera vez en 1807 por Josef Becher, farmacéutico, bajo estrictas recetas aún secretas. ¡Es medicinal!

Te recomiendo que alguna de las noches que salgas a cenar, pidas agua,  ya que con un litro de cerveza negra y un chupito de Becherovka en el cuerpo no vas a conseguir sacar una fotografía nítida del castillo y el río Moldava, y la foto merece la pena. ¿o no?

DSC_04350358

Como curiosidades: busca la estación de metro con los cosmonautas (es la estación de Andel) y la estación de metro más profunda de Europa: Náměstí Míru. El metro de praga no es como el de Moscú, pero algunas de sus estaciones son curiosas.

DSC_0428

Por último, compra una marioneta y aprovecha para llevarte una nueva cristalería.
Encontraras marionetas en cada tienda, marionetas y copas de cristal de Bohemia. Aprovecha (no compres en la zona más turística valdrá el doble) piérdete por la Ciudad Nueva y Malá Strana, la cristalería la podrás encontrar en cualquier tienda (sabes esas copas balón enormes, que cuando tocas el borde con los dedos suena música….búscalas fuera del recorrido turístico y te llevarás un buen regalo bastante bien de precio. ¿Ves como aún tenías más recuerdos que llevarte?

Praga es una ciudad preciosa. Espero que te haya gustado la entrada. Si es así no dudes en compartir. Os dejo con el vídeo que os prometí. La sinfonía n°9 “Del Nuevo Mundo”, compuesta por Anton Dvorak durante su estancia en EE.UU. el segundo y cuarto movimiento, que seguro os suenan…

¡Gracias y hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: