Ruta de los Aymaras, los Quechuas y los Guaraníes. Bolivia

Cuando me propusieron en 2016 ir a Bolvia, lo primero que dije fue: ¿A Bolivia?, una vez decidido, cada persona a la que comenté mi siguiente destino me preguntó: ¿Qué hay en Bolivia?

Pues Bolvia es uno de los países más maravillosos que he vistado y uno de los viajes más increibles que he realizado. 15 días en los que cada lugar, cada ciudad y cada visita te sorprendía por diferente, por increíble y por única. Y algo increíble hoy en día: prácticamente estas solo ya que no tiene un turismo masificado.

Antes de comenzar la ruta algunas aclaraciones y recomendaciones:

Infórmate de las vacunas en tu lugar de residencia. Si vas a la zona de Santa Cruz y el Amazonas, la fiebre amarilla es necesaria. Vacunarse contra la hepatitis A y la fiebre tifoidea recomendable en todo Bolivia.

Si haces toda la ruta deberás llevar ropa de abrigo para el altiplano, ropa más fina y chubasquero para las zonas  tropicales. Antimosquitos y crema solar +50. Varias baterías para la cámara (puede que no puedas cargarla).  La moneda es el Boliviano, en algunos  hoteles cambian dólares. Euros no siempre. Cambian moneda en los bancos y en algunas ciudades en las plazas los cambistas callejeros que hacen bastante buen cambio. Puede que no funcione la tarjeta de crédito en los cajeros.

Más info en Bolivia turismo ; Turismo La Paz y el Consulado Bolivia Madrid

Este es el resumen de la ruta, espero que te guste.

Chiquitania. Llegamos via Madrid-Miami a Santa Cruz, mucho calor (era octubre), visita rápida a la ciudad (sin muchas cosas reseñables, si no es por su mercado de abastos: impresionante), bastante caótica y con un tráfico increíble. Al día siguiente nos pusimos ya en ruta hacia la Chiquitanía. La región de la Chiquitanía debe su nombre a la provincia de Chiquitos por los habitantes originarios de la zona, los Chiquitos o Chiquitanos. En ese lugar se establecieron las Misiones Jesuíticas a partir de la segunda mitad del siglo XVII (desde 1691 hasta 1760). Los jesuitas fundaron seis reducciones (asentamientos de indios cristianizados inspirados en las ciudades ideales de los filosofos del siglo XVI). Quedan como un legado extraordinario, historia viva, porque son las únicas misiones jesuíticas en Sudamérica que no fueron destruidas tras la expulsión de los jesuitas.

Todas las reducciones tenían un modelo urbanístico específico, con las casas dispuestas a lo largo de tres lados de un rectángulo, siendo el cuarto el lado reservado para la iglesia, talleres y escuelas. Las iglesias, de estilo barroco-mestizo, fueron diseñadas por el arquitecto y músico jesuita suizo Martín Schmidt. Las misiones fueron declaradas por la UNESCO en 1990 como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Visitamos San Javier y Concepción y una pequeña comunidad (Santa Rita). Las misiones de Concepción y San Javier son increíbles, pero también se pueden visitar otras como Santa Ana, San ignacio, San José y San Rafael. Son lugares tranquilos donde el tiempo parece haberse detenido. Puedes programar estas excursiones por la chiquitania con guías locales con duración de 1 a 4 días saliendo desde Santa Cruz. Las carreteras no son buenas, así que cuenta que tardarás el doble que en Europa en hacer los km de ruta, eso si no llueve. En cualquiera de los casos, es divertido y encontrarás fauna dificil de olvidar: tucanes, halcones, buitres, capíbaras y hasta tarántulas y unas puestas de sol increíbles. (Puedes ver la película La Misión si quieres hacerte una idea)

Recuerda que si vas a visitar la chiquitania y alguna comunidad (y quieres y tienes espacio en la maleta) puedes llevar material escolar: cuadernos, lápices, pinturas, libros…

DSC_0391
Concepción
DSC_0392
Concepción
DSC_0430
Escuela en la Comunidad de Santa Rita. Concepción

Foto 25-10-16 17 39 35Foto 25-10-16 17 54 28


De Santa Cruz volamos a Sucre. La ciudad blanca, capital del país. Una ciudad pequeña y muy bulliciosa, llena de casonas coloniales. La ciudad se conoce como “la ciudad de los 4 nombres”: Choquechaca-charcas antes de la llegada de los españoles, en 1540 fue fundada por el Capitán Pedro de Anzures con el nombre de La Plata, se llamó Chuquisaca durante el virreinato del Río de la Plata y por último adopto su nombre actual en homenaje al líder de la independencia: Antonio José de Sucre. Sucre es la cuna de la libertad americana y Patrimonio de la Humanidad desde 1991. Su riqueza provenía de las actividades mineras pero pronto se convirtió en un importante centro cultural: con la Universidad de San Francisco, la Real Academia Carolina y la sede de la Audiencia de Caracas, el más alto tribunal de la Corona española que respondía directamente al Consejo de Indias (antecedente de las cortes supremas actuales).

En Sucre hay varias visitas interesantes a realizar: El Monasterio de la Recoleta fundado por los franciscanos y situada en lo alto de un cerro y que posee un precioso mirador. En la Recoleta hay un árbol milenario de hace 1400 años. La Casa de la Libertad uno de los monumentos históricos más importantes de Bolivia. La Catedral Metropolitana en la plaza del 25 de mayo, con su torre de 40m la más alta de la ciudad y el Convento de San Felipe Neri, desde sus terrazas, con las torres y los campanarios, podrás tener una vista de Sucre impresionante. La entrada a San Felipe Neri es a través de la entrada de un colegio, así que desde fuera no te lo esperas pero el interior es increible.

Convento de San Felipe Neri

 

Convento de San Felipe Neri
DSC_0534
Iglesia del monasterio de la Recoleta

Nosotros estuvimos en el Hotel de Su Merced. Típica residencia del siglo XVIII, restaurada, muy bonita, con un personal muy atento.

Hostal de Su Merced. Sucre

 

De sucre nos desplazamos por carretera a la ciudad de Potosí. Esta ciudad fue declarada por la UNESCO “Patrimonio Cultural de la Humanidad” en 1987. Fue la ciudad más rica del mundo, su cerro Rico fuente de toneladas y toneladas de plata para España. Una de las ciudades más antiguas y famosas de América. Hoy en día es una ciudad decadente aunque impresionante.  Aquí ya notarás la altura así que tómate las cosas con calma. Visitamos la Casa de la Moneda con su maquinaria original de madera usada para fabricar las monedas para España durante la colonia. Visitamos el Museo Santa Teresa, convento del siglo XVII, de la orden de las Carmelitas. Y entramos en una boca mina del Cerro Rico (horadado como un queso gruyere, pero del que aún extraen mineral en las mismas condiciones que hace 500 años), antes de entrar visita obligada al Mercado Minero denominado “El Calvario” donde los mineros se proveen de material o del equipo necesario para llevar a cabo sus actividades  y ofrendas para El Tío (un demonio en la cultura boliviana) y la Pachamama. Los visitantes han de comprar hojas de coca, dinamita, detonante, cigarros o bebida para obsequiar a los mineros. 

El Cerro Rico. Potosí

De Potosí nos dirigimos por carretera hacia Uyuni, para empezar al día siguiente la ruta por las Lagunas Mayores y Menores: Parada obligatoria en la ruta de las lagunas es la laguna Hedionda; denominada de esta manera por el alto contenido de azufre en sus aguas y pese a su nombre no huele tan mal y la fauna que se puede observar es increíble. En esta laguna hay una  caseta con baños (muy mejorables. ¿Te he dicho ya que deberías equiparte con un rollo de papel higiénico? Esta es una muy buena recomendación) y una pequeña zona de picnic. Los sonidos de la laguna te dejan sin aliento. La Laguna Kañapa, laguna de agua salada, tiene una superficie de 1,42 kilómetros cuadrados aunque la mayor parte de esta es costra salina. Continuamos al Desierto de Siloli, km de piedras y silencio, donde con un poco de suerte podrás dar galletas a alguna vizcacha que asome a la carretera.



Hicimos noche en hotel Ojos de Perdiz (Tayka del desierto). Hotel a más de 4900msnm, lo que significa: agua, mate de coca, sorojchi pills (aspirina AAS) y tranquilidad. Es el punto más alto de toda la ruta y se nota, por el dolor de cabeza, y por el frío (bastante bajo cero de sensación térmica-en primavera) y el viento que sopla (plumífero, gorro y guantes, necesarios para la puesta de sol) Si vas, llévate o consigue un trípode, aquí el cielo nocturno es una maravilla, si te estás un rato podrás ver la vía láctea a simple vista. Fotografiarla es un reto. Necesitarás una linterna ¿te he dicho ya que no hay ninguna luz afuera?

El Hotel Ojos de Perdiz es el único hotel en la zona y tiene restricciones de electricidad, es decir el generador se pone en marcha de 17 a 22h hay que aprovechar para cargar baterías en ese tiempo, generalmente estás en el hotel para la puesta de sol, así que hay tiempo de sobra, otra recomendación: duchate el primero, el agua caliente es de termo.  Es un hotel ecológico, en medio de NADA, viendo algunos comentarios del TripAdvisor no sé que espera encontrar la gente, ¿lujo?¿realmente? me pareció una experiencia única.

Laguna Hedionda

Laguna Hedionda
Hotel Ojo de Perdiz en el Desierto

Árbol de Piedra en el desierto de Siloli
DSC_0615
Laguna Kañapa

Tras atravesar el desierto, entramos en la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa (REA), con una superficie de 7.147 Km2, ubicada al SO de Potosí en la provincia Sud Lípez. La fauna se caracteriza por la presencia de especies adaptadas a las condiciones extremas en la zona, algunas de ellas en peligro de extinción. 

En la reserva encontramos la
Laguna Verde: Su espejo de agua se asemeja, por su color, a una gigantesca esmeralda, desde donde se puede observar la belleza imponente del volcán Licancabur, a una altitud de 5.865 mtrs. La intensa coloración verdosa de sus aguas, se debe al alto contenido de magnesio.

Visita obligada a los Geysers “Sol de la Mañana”: Géiseres, fumarolas y pozos volcánicos forman un conjunto espectacular. En los cráteres se puede observar lava hirviendo; las fumarolas emiten vapores mixtos de agua y vapor caliente. Este campo geotérmico está ubicado a una altitud de 4.900 msnm, así que antes de llegar hasta aquí tendrás que haber hecho una buena aclimatación.

Continuamos a la Laguna Colorada: Con una superficie de 60 km2 y a una altitud de 4.278msnm, la Laguna Colorada se caracteriza por la coloración rojiza de sus aguas debido al pigmento de unas algas microscópicas. La laguna es el principal lugar de nidificación de flamencos andinos: flamencos tokoko, de plumaje rojizo; chururu, de plumaje blanco y jututu, de plumaje rosado; también se pueden observar vicuñas, llamas y vizcachas. Despues de un día agotador (la altura se nota) llegamos al hotel de sal Luna Salada. Que sólo se puede calificar de increíble. increíble las habitaciones de sal, increíble la amabilidad del personal, increíble el desayuno y la cena, increíble la tranquilidad que se respira. Increíble estar a las puertas del salar.

Géiser Sol de la mañana
Laguna verde

Laguna Colorada

DSC_0792DSC_0812

DSC_0840
Laguna Colorada. Fauna Andina

Salar de Uyuni: El salar de Uyuni es una experiencia inolvidable. Hicimos la excursión de un día por el Salar en jeep 4×4. (Hay excursiones de 1-2-3 días del salar+lagunas+desierto que puedes contratar en el mismo pueblo de uyuni o llevar contratada de antemano). Importante no olvidar: gafas de sol y protección de +50 o te abrasarás sin darte cuenta ya que no hace frío al sol. Este es el salar más grande de la Tierra, con una superficie de 12.000 Km2; el silencio, los surrealistas pentágonos de sal y la falta de perspectiva, te dejan sin palabras y te hace estar buscando la foto más rara y más curiosa durante un buen rato: haces el pino, saltas, te tumbas, te alejas…Y te da igual  porque estarás solo, cada día salen tours y excursiones pero estas literalmente SOLO (Eso si, si buscas la foto del espejo, sólo la podrás realizar en época de lluvia a principios de año, o si ha llovido el día antes ya que se queda una capa de agua sobre la sal que hace el efecto). Únicamente encontrarás más turistas en la llamada isla “Incawasi”, un oasis en medio del salar cubierto por miles de cactus gigantes, algunos con más de cien años, creciendo a una altura de más de 12 metros. Hay que subir hasta arriba, cuesta un poco por la altura pero la vista lo merece. En la parte de abajo de la isla tienes alguna tienda y unos baños muy concurridos (y bastante sucios. ¿Recuerdas el papel higiénico de antes?). El paisaje del Salar de Uyuni se pierde en el horizonte, la vista desde el Volcán Thunupa te deja boquiabierto. Hay excursiones que incluyen el amanecer y el atardecer, merece la pena, paisaje increíble. La noche la pasamos en hotel Jardines de Uyuni: es un hotel con encanto, habitaciones pequeñas pero con camas de 1,35 y muy confortables, desayuno muy bueno. Antes de dormir: unas cervezas en el “Extreme Fun Pub” local curioso para mochileros y guías donde comentar el día. Recuerda antes de salir de Uyuni parar en La Oficina de correos para mandar unas postales, tardarán casi un mes en llegar pero es un buen recuerdo.

Atardecer en el salar de Uyuni

Isla Incahuasi en medio del salar de Uyuni
Salar desde el mirador del volcán Thunupa

Hotel de sal Luna Salada

Extreme Fun Pub

Extreme Fun Pub en Uyuni. Escaleras de acceso

Hotel Jardines de Uyuni
Hotel Jardines de Uyuni

De Uyuni vuelo a La Paz. La Paz y sus alrededores transportan al visitante a un curioso lugar: caos de coches y gente, mercados indígenas, un mercado de pócimas secretas, ungüentos y polvos mágicos: el mercado de las brujas, la calle Sagárnaga donde encontrar cualquiera de los souvenirs que puedas querer y paisajes extraordinarios (El Alto, sin urbanizar donde destacan los “cholets” construcciones realmente curiosas  (¿horteras?), la ciudad en cuesta y la majestuosidad del nevado “Illimani”.  La visita al teleférico hay que hacerla.  El Alto no es una zona recomendable, así que mejor no ir, es paso obligatorio para salir y entrar en la Paz, así que verlo, lo verás. En la Paz se puede visitar el Valle de la Luna, cuyas formaciones arcillosas se asemejan a la superficie de la luna (Después de todo lo visto, no resulta tan espectacular). A pesar de lo que pudiera parecer, en el centro tienes bares y restaurantes muy modernos para cenar y tomar unas copas.

La Paz y su teleférico
El mercado de las brujas. Fetos de llamas disecados que se ofrecen a la Pachamama
Los cholets en El Alto

Desde La Paz se hacen varias excursiones: Nosotros nos desplazamos hasta Huatajata para  salir al día siguiente hacia Copacabana (Lago Titicaca). En Huatajata conocimos a la familia Limachi, constructores de embarcaciones de totora, y que se embarcaron con Thor Heyerdahl (aventurero y etnógrafo noruego) en la RA II y Tigris y otras épicas expediciones a través del Atlántico, increíble. Expediciones con Thor Heyerdahl Conocimos tambien un Kallawaya: curandero ancestral de Bolivia, que te puede predecir el futuro con sus hojas de coca.

 

Huatajata. Embarcaciones de Totora

Desde Copacabana a las orillas del Lago Titicaca, cruzamos en aliscafo a la Isla del sol y de la Luna.  En Copacabana también se puede hacer noche, mejor aquí que en Huatajata, hay mucho ambiente de gente joven y turistas, bares, terrazas y hoteles junto al embarcadero, una especie de paraiso de mochileros, aventureros y turistas varios…El lago Titicaca es el lago navegable más alto del mundo, salpicado de islas (36), cuenta la leyenda que bajo su superficie existen ciudades enteras de oro y plata. No pudimos dar con ellas.

El inmenso lago entre Bolivia y Perú se encuentra a una altura de unos 3800m. Su isla más famosa es la Isla del Sol, en la que según la leyenda nació el sol y el imperio Inca. Desde Copacabana en el embarcadero mismo se puede comprar billete para cruzar a la isla. Cuidado porque te deja en el lado opuesto al que te recoje y a esa altura si te despistas (la excursión es cansada) no llegas al otro lado a tiempo del último barco, tenlo en cuenta (está claro que puedes dormir en la isla, hay varios albergues y hotelitos rurales, merece la pena la puesta de sol y el amanecer)

DSC_0103 (2)

DSC_0149 (2)
Lago Titicaca, al fondo la Cordillera Andina
DSC_0192 (2)
Isla de la Luna
DSC_0111 (2)
Isla del sol
DSC_0121 (2)
Isla del sol

Dormimos en el albergue ecológico Posada del Inca en la Isla del Sol. Caminamos por la “Gran Escalinata Inca ” y bebimos agua de la Fuente Sagrada, de la eterna juventud, una intrepidez desde luego, pero claro a ver si es que si…un año despues puedo decir que estamos más jóvenes. 😉

Desde La Paz también se visita el complejo de Tiawanaku (1.580 AC– 1.000 DC) a unos 70km (puede parecer cerca, y se puede hacer en autobús, pero hay que salir de La Paz, atravesar El Alto, que está en proceso de urbanizar…por decir algo y luego hacer los 70km, 2 horas con suerte).  El centro de una civilización pre-incaica sustentada por una economía agraria, con una población estimada de 115.000 habitantes. Tiawanaku o Tiahuanaco se caracterizó por un amplio conocimiento de agricultura, hidráulica, arquitectura y medicina, así como por su destacada organización social. Debido a una crisis económica causada por una larga sequía, Tiawanaku colapsó alrededor del 1.000 DC. El complejo es impresionante, la Puerta del Sol y de la Luna, el templo de Kalasasaya y la pirámide de Akapana. Sus increíbles monolitos, uno de ellos de 7,30m de alto y tallado en un solo bloque (en el museo, tienen dos museos), impresionantes las cabezas clavas en su templo subterráneo (¿cabezas de extraterrestres?) Puma Punku es parte del complejo de Tiwanaku, en aimara su nombre significa “La puerta del puma” te sorprenderán sus piedras talladas con una perfección   imposible para una comunidad que vivió hace más de 3000 años. Turistas casi ninguno. Excursiones de colegios y niños, bastantes

Cabezas clavas Tiwanaku
Monolito en Tiawanaku

La visita de Tiwanaku se puede hacer en medio día, así que la última tarde la pasamos de compras en La Paz por la calle sagárnaga, calle céntrica donde podrás encontrar de todo y todos los recuerdos que se te antojen. En el mercado de las brujas (al lado de la calle sagárnaga) verás todo tipo de plantas, ungüentos y polvos mágicos para hacer ofrendas a la pachamama. Guarda bolivianos para gastar y prepárate para regatear. La calle es empinada con lo que a 4000msm hay que tomárselo con mucha calma.

De la chiquitania o bien desde la Paz, puedes continuar hacia la Amazonía y visitar algunos parques como el parque nacional Madidi o parque nacional Kempff cerca de Brasil con una catarata más alta que Iguazú. Nos faltó una semana más para visitar la selva. La próxima vez.

Si te ha gustado no olvides darle al “me gusta” y compartir en las redes. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: